Este siniestro podría haberse evitado?
o
¿Como manejarse con los "puntos ciegos"?
De hecho, los "puntos ciegos" son una cosa del pasado!
En cualquier coche construido en los últimos diez o veinte años (asumiendo que tiene un espejo lateral derecho, que todos deben tener), los espejos se pueden ajustar de modo que no haya puntos ciegos. ¿Cómo?
1. El primer paso es ajustar el espejo retrovisor para obtener una vista directa a la parte trasera, posicionándolo de la manera que mejor cubre su visión externa de la ventana trasera. No se moleste en darle inclinación a un lado u otro para ayudar a su visión del tráfico a ambos lados de su vehículo. Eso es lo que los espejos laterales hacen.
2. Luego, incline su cabeza hasta que casi toque la ventanilla del lado del conductor. Luego, ajuste el espejo del lado izquierdo de modo que apenas vea el lado de su coche, y no más que eso.
3. Incline su cabeza hacia la derecha hacia el centro del coche y ajuste el espejo lateral derecho de manera que apenas si ve el lado derecho de su coche. NO debe ver el lado de su vehículo cuando su cabeza está perfectamente vertical. Después de todo, ¿para que lo necesita? ¿Cuándo fue la última vez que su propio coche se encontró con ella ?
4. Busque los puntos ciegos de la siguiente manera:
Mientras conduce por una carretera de cuatro carriles en el carril de la derecha observe vehículo en el carril de la izquierda que se está adelantando por detrás. Sin mover la cabeza, mire por el espejo retrovisor y sígalo a medida que se acerca por el carril izquierdo, justo antes que desaparezca de su vista en el espejo retrovisor, y lo observa en el espejo lateral izquierdo.
Ahora sigue al vehículo en el espejo lateral, que ya que empieza a pasarlo. Justo antes de que desaparezca del espejo retrovisor, usted debe verlo con su visión lateral. Es decir que ni siquiera se vió obligado a girar la cabeza, nunca tuvo un punto ciego.
Continúe de igual modo con su prueba con el espejo lateral derecho.
Advertirá que no hay punto ciego y, si lo hubiere por una fracción de segundo, significa que su espejo lateral necesita algún ajuste.

Este procedimiento debe realizarse cada vez que suba a un automóvil en el que no se han ajustado los espejos. Sólo toma unos segundos, y puede hacer una gran diferencia.
Muchos conductores no utilizan con frecuencia sus espejos laterales al cambiar de carril, prefiriendo dar vuelta la cabeza y mirar sobre su hombro.
Lo más común es que si no están instalados o ajustados correctamente - lo que resulta en la aparición de puntos ciegos - el conductor no confía en el uso de los espejos laterales.
Pero, una vez que se ajustan correctamente, puede confiar en ellos para darle la información que necesita, lo que se convertirá en un hábito.
Esto significa que su visión de los laterales también proporciona una vista frente a usted, lo que significa que existen menos posibilidades de terminar golpeando la parte trasera de un vehículo que circula a su frente y se detiene de repente.
Una vez que se acostumbre en el uso de los espejos laterales para mirar hacia atrás, le va a encantar. Se sentirá mucho más seguro y confortable en el tráfico.